“homeopatía es un despilfarro del dinero de los contribuyentes”

Hay quien dice que no se debería gastar dinero público en homeopatía porque “no hay pruebas de que funcione” o porque “el dinero de los contribuyentes no debería dedicarse a placebos”.

¿Cuánto se gasta en homeopatía?

Si nos fijamos en la situación en el Reino Unido,

  • Del total del presupuesto farmacológico anual del NHS, que asciende a £11 000 millones, se gastan unos  £152 000 (0,0013%) en recetas homeopáticas.1 
  • Del total del presupuesto del NHS, 100 mil millones de libras anuales, se dedican unos £4 millones (0,004%) a la homeopatía.2

Esos £4 millones  lo cubren todo, desde la gestión de los departamentos hospitalarios hasta el sueldo de los médicos. El servicio de homeopatía del NHS facilita, aproximadamente, unas 40 000 recetas homeopáticas al año.2 Para evaluar la relación calidad-precio hay que tener en cuenta que si no se tratara a estos pacientes con medicamentos homeopáticos habría que tratarlos en otros departamentos del NHS, utilizando medicamentos convencionales más caros.

Toma de decisiones basadas en evidencia

Hay quien dice que el NHS no debería cubrir la homeopatía, porque no se ha “demostrado científicamente” que funcione, mientras que los medicamentos convencionales están “probados y demostrados”. Curiosamente, esto no está tan claro como se podría pensar.

Por ejemplo, ya hay estudios que confirman de manera concluyente que los antidepresivos tipo ISRS como el Prozac no tienen más efecto que el placebo en casos de depresión leve y moderada3 Sin embargo, en 2006 el NHS gastó £150 millones en antidepresivos ISRS (cálculo basado en el total de £300 millones dedicados a recetas de medicamentos antidepresivos en 2006, la mitad de los cuales eran de medicamentos ISRS).4

Un artículo publicado en la prestigiosa British Medical Journal (BMJ 5) en el que se examina la evidencia científica de los tratamientos del NHS, demostró que el 46% de unos 2500 tratamientos que el NHS suele utilizar son de una efectividad desconocida, mientras que solo el 13% han demostrado ser beneficiosos.Estos datos indican claramente que el NHS paga muchos tratamientos aparte de la homeopatía para que  la evidencia todavía no está clara. Aunque existe la idea de que en medicina las decisiones se toman basándose en la evidencia, lo cierto es que – tal como dice este artículo – “las cifras sugieren que… la mayoría de las decisiones sobre tratamientos siguen basándose en los criterios individuales de los médicos y los pacientes.” 5

¿Qué evidencia hay que demuestre que la homeopatía ayuda a los pacientes del NHS?

Hay cuatro estudios observacionales publicados, realizados entre 1999 y el día de hoy, que han hecho un seguimiento de los resultados de los pacientes tratados en los hospitales homeopáticos del NHS. Estos estudios demuestran de manera consistente que el estado clínico de los pacientes mejora tras seguir un tratamiento homeopático (muchas veces en casos de problemas crónicos, difíciles de tratar); algunos recalcan también áreas con potenciales beneficios económicos en términos de menos recetas de medicamentos convencionales. Por ejemplo:

El estudio más grande realizado en el Hospital Homeopático de Bristol hizo un seguimiento de más de 6 500 pacientes consecutivos, con más de 23 000 visitas durante un periodo de seis años6. El 70% de los pacientes de seguimiento observó mejorías en su salud, el 50% observó una gran mejoría.

MásMenos

Los enfermedades más representados fueron de las especialidades médicas de dermatología, neurología, reumatología, gastroenterología, psiquiatría y otorrinolaringología. Las principales mejorías se observaron en eczema o asma infantil y en enfermedad inflamatoria intestinal, síndrome del colon irritable, problemas relacionados con la menopausia y migrañas.

En un estudio realizado en 500 pacientes del Royal Homeopathic Hospital de Londres se observó que muchos pacientes pudieron reducir o dejar los medicamentos convencionales tras seguir un tratamiento homeopático.7

MásMenos

El grado de mejoría variaba de un diagnóstico a otro, por ejemplo en el caso de problemas de la piel el 72% de los pacientes dijeron que pudieron dejar de tomar medicamentos convencionales o reducir las dosis. El estudio también demostró que muchos pacientes desean la homeopatía porque les preocupa la seguridad de los tratamientos convencionales.

Al evaluar estos resultados clínicos es importante recordar que a los pacientes del NHS se les suele referir a la homeopatía porque la medicina convencional no ha conseguido ofrecerles resultados satisfactorios, o porque los tratamientos convencionales están contraindicados en su caso. Hay que preguntarse, ¿si estos servicios homeopáticos no estuvieran disponibles, quién trataría a estas personas? ¿Hasta qué punto es ético eliminar servicios que actualmente son valorados por los pacientes, sin poder ofrecerles un tratamiento alternativo viable?

Investigación interesante en Francia

El uso de la homeopatía está muy generalizado en Francia. Se utilizó un gran estudio, con 8 559 pacientes de consultas de médicos generalistas, para evaluar la efectividad de los tratamientos homeopáticos.8

Dos de las principales conclusiones del proyecto EPI3 fueron las siguientes:

  • Infecciones del tracto respiratorio superior (ITRS) – los pacientes tratados por médicos generalistas con formación en homeopatía tuvieron resultados clínicos igual de buenos que los tratados con medicina convencional, pero usaron menos medicamentos convencionales.9

    MásMenos

    518 adultos y niños con ITRS que consultaron a un médico generalista con titulación en homeopatía (N=150) tuvieron resultados clínicos similares a los tratados por médicos generalistas convencionales (N=165), pero con un consumo significativamente inferior de antibióticos (OR: 0,43, CI: 0,27–0,68) y medicamentos antipiréticos/antiinflamatorios (OR: 0,54, 95% CI: 0,38–0,76).
  • Trastornos musculoesqueléticos (TME) – Los pacientes tratados con homeopatía tuvieron resultados clínicos igual de buenos que los tratados con medicina convencional, pero utilizaron solo la mitad de los AINE (Antiinflamatorios No Esteroideos) y tuvieron menos efectos secundarios relacionados con los AINE.10

    MásMenos

    Se hizo un seguimiento de 1 153 pacientes con TME por 12 meses  , comparando los grupos que habían recibido homeopatía (N=371), o medicina convencional (MC; N=272), o un tratamiento combinado de ambas perspectivas (N=510). El desarrollo de puntuaciones funcionales específicas a doce meses fue idéntico para todos los grupos (p>0,05). En las puntuaciones ajustadas por tendencias, el uso de AINE a lo largo de un año fue de casi la mitad en el grupo de homeopatía (OR: 0,54; 95% CI: 0,38-0,78) que en el grupo de MC: en el grupo combinado no se encontró ninguna diferencia estadísticamente significativa (OR: 0,81; 95% CI: 0,59-1,15). Los pacientes de TME tratados por médicos homeopáticos mostraron una progresión clínica parecida con menos exposición a AINE que los pacientes tratados en una consulta de MC, con menos eventos adversos relacionados con los AINE y sin pérdida de oportunidad terapéutica.

¿Podemos fiarnos de este estudio?

Este “estudio EPI3” está gestionado por LA-SER, una compañía con sede en el Reino Unido especializada en evidencia científica y tecnologías médicas y sanitarias (http://www.la-ser.com/). En el equipo de este proyecto se encuentran personas de instituciones de gran prestigio, como el Instituto Pasteur de París, la Universidad de Burdeos y la Universidad McGill de Montreal. Lucien Abenhaim es el director general de sanidad de Francia.

ReferenciasMenos

  1. Science and Technology Committee ‘Evidence Check 2: Homeopathy’ HC 45
  2. Freedom of Information Act request to the Department of Health by the Faculty of Homeopathy. Cost was £11.89 million between 2005 and 2008.
  3. Kirsch I, Deacon BJ, Huedo-Medina TB, Scoboria A, Moore TJ, et al. Initial Severity and Antidepressant Benefits: A Meta-Analysis of Data Submitted to the Food and Drug Administration. PLoS Med, 2008; 5(2): e45
  4. www.dailymail.co.uk, Anti-depressants taken by thousands of Brits ‘do NOT work’, major new study reveals. By Fiona McRae, 26 February 2008
  5. Garrow JS. What to do about CAM: How much of orthodox medicine is evidence based? BMJ., 2007; 335: 951 | Abstract
  6. Spence D, Thompson E A, Barron S J. Homeopathic treatment for chronic disease: a 6-year university-hospital outpatient observational study. J Altern Complement Med, 2005; 5: 793-798 | PubMed
  7. Sharples F, van Haselen R, Fisher P. NHS patients’ perspective on
    complementary medicine. Complement Ther Med, 2003; 11: 243-248 | PubMed
  8. Grimaldi-Bensouda, L. et al. Benchmarking the burden of 100 diseases: results of a nationwide representative survey within general practices. BMJ Open, 2011; 1, e000215 | Full text
  9. Grimaldi-Bensouda, L. et al. Management of upper respiratory tract infections by different medical practices, including homeopathy, and consumption of antibiotics in primary care: the EPI3 cohort study in France 2007-2008. PLoS One, 2014;9: e89990 | Full text
  10. Rossignol, M. et al. Impact of physician preferences for homeopathic or conventional medicines on patients with musculoskeletal disorders: results from the EPI3-MSD cohort. Pharmacoepidemiol. Drug Saf, 2012; 21: 1093–1101 | PubMed 

Volver a Homeopatía FAQ

 

Wasteofmoney_149465453